martes, 27 de octubre de 2009

Mixtape de literatura coahuilense (4)













Un texto literario es una música en potencia: su ritmo se dispara si escandimos en voz alta el oleaje de fonemas que lo forma. Un libro, por su parte, significa mucho más que la escritura contenida entre sus forros: es un objeto henchido de materia transitable, accidentes, espejismos, escultura… Una pieza de arte en sí mismo. Una creación que no se agota nunca, sino que es reconfigurada por el azar y la intervención de sucesivos editores: cada uno de quienes leen –y subrayan, tachan, celebran– sus márgenes y sus líneas. A través de esta muestra de literatura coahuilense re-editada subrayando su cualidad verbivocovisual (la expresión es de Haroldo de Campos, poeta y crítico brasileño fundador del movimiento de poesía concreta) el Taller de la Caballeriza ha querido recordarnos que el amor por los libros no sólo es devoción: también puede expresarse como pasión que devora.